¿Tienes alguna duda?

Primera consulta gratuita. ¡En 24-48h tendrás respuesta de un asesor!

¿Tienes alguna duda?

Resolvemos tus consultas fiscales o laborales GRATIS y en menos de 24 horas haciendo clic aquí

Actualidad

¿Qué es un PIAS? Descubre si es para ti

¿Qué vamos a ver en este artículo?

Un Plan Individual de Ahorro Sistemático o PIAS es un producto de ahorro a largo plazo o seguro de vida-ahorro, que generalmente se usa como complemento a la pensión pública de jubilación. En ellos, depositas tu dinero y esa cantidad es invertida por el gestor del PIAS para generar una mayor rentabilidad. A partir de los cinco años, conseguimos dar rentabilidad a nuestros ahorros y obtener una renta vitalicia. 

Si eres titular de un PIAS puedes retirar el dinero cuando lo creas conveniente o dejarlo en ese plan de ahorro hasta que llegue el momento de tu jubilación y usarlo como un complemento a la pensión. Algo que caracteriza a los PIAS son sus importantes ventajas fiscales.

Fiscalidad de los PIAS

En los PIAS, hay que tener en cuenta que el dinero que se obtiene desde que se paga la prima hasta que se empieza a cobrar están exentos de tributación. Es decir, que hasta que no cobres el dinero no tendrás que pagar nada por las ganancias que estás obteniendo. 

Se comienza a tributar según vayas cobrando la rentabilidad del PIAS y la parte de impuestos que pagas depende del tiempo que haya pasado desde la firma del contrato hasta que se haga el rescate y de la edad en la que se comienza a cobrar. 

En caso de que rescates el dinero pasados 5 años, si lo recuperas en forma de renta vitalicia, de los pagos que recibas anualmente solamente tributarás el porcentaje correspondiente a la edad que tengas en el momento del rescate. 

El porcentaje a pagar en función del dinero obtenido es menor cuanto mayor sea el beneficiario: 

  • Para menores de 40 años, el 40%. 
  • Entre 40 y 49, 35%. 
  • De 50 a 59 años, el 28%. 
  • De 60 a 65, el 24%. 
  • Si tienes entre 66 y 69, un 20%. 
  • Desde los 70 años en adelante un 8%. 

Si quieres coger el dinero antes de los 5 años, tendrás que pagar por todos los intereses generales que al realizar el rescate tenga el dinero obtenido, sin ningún tipo de reducción. 

Características de los PIAS

Vamos a detallar ahora algunas otras características de este producto de ahorro. Como podemos observar, es algo diferente a un plan de pensiones, ya que, está dentro de los seguros de vida y ahorro. Éstos te permiten tener un capital determinado para poder seguir con tu nivel de vida una vez alcances tu jubilación. Sus características principales son: 

 

  • Es un plan individual, lo que significa que el tomador del seguro es a la vez el asegurado y el beneficiario. 
  • Las primas pueden ser de hasta 8.000€ al año, con un máximo de 240.000€ durante el tiempo que dure el contrato del seguro. 
  • Si muere el asegurado, el beneficiario recibe el dinero de la póliza y un capital adicional. 
  • Puedes fraccionar las primas como desees, modificar los importes, pausar o reanudar los pagos o hacer ingresos extra. 
  • Puede rescatar tu dinero una vez cumplido el primer año. 
  • Puedes realizar traspasos entre diferentes modelos de PIAS sin tener que pagar o perder los beneficios fiscales. 

Pros y contras de los PIAS

Beneficios de los PIAS por encima de otros productos de ahorro que vamos a ver a continuación: 

  • Tiene ventajas fiscales si rescatas el dinero a partir de los 5 años y lo recibes en forma de renta vitalicia. 
  • Fomentan el ahorro periódico. 
  • Son un producto muy flexible ya que puedes recuperar el dinero cuando quieras, aunque en ese caso se debe tener cuidado con las penalizaciones. 
  • El tomador del seguro es quien decide quién es el beneficiario en caso de fallecimiento. 
  • Se adapta bien a la situación de cada persona, ya que eres tú quien decide la cantidad que quieres ahorrar en cada momento. 

Los PIAS no son sólo ventajas, también tienen inconvenientes cuando decides contratarlos, como pueden ser: 

  • Tiene límite de ahorro, por lo que no podrás ingresar más de 8.000€ anuales, incluso teniendo varios PIAS contratados. 
  • Puedes sacar tu dinero a partir del primer año, pero hay penalizaciones si lo retiras antes de tiempo. Es algo común para que tengas que mantener la inversión y obtengas rentabilidad. 
  • Tendrás que pagar comisiones, de entrada, salida, gestión o rendimiento, que pueden ser hasta del 4%. 
  • Son menos transparentes que otros productos de ahorro como un fondo de inversión o un plan de pensiones. 
  • Hay mucha oferta de PIAS, pero muy no todos merecen la pena, porque no muestran de forma transparente la rentabilidad del producto. 
Planes y Precios
flecha
Para particulares
flecha
Para No Residentes
flecha
Guías
flecha
Nosotros
flecha